Hace unos días un nuevo ciberataque puso su foco en una amplio listado de empresas y organizaciones de todo el mundo. El llamado ransomware Petya se introdujo en los equipos de empresas pidiendo un rescate por sus datos.
Se trata de un ataque similar al WannaCry aunque con algunas variantes ya que, a diferencia del primer ataque que permanece en un solo lugar, Petya está diseñado para moverse a través de múltiples sistemas de forma automática.
Se trata de un “malware” de tipo gusano, es decir, que puede moverse lentamente y propagar la infección de equipo en equipo y además, sin la ayuda de una persona, de ahí, su naturaleza tan devastadora.
El inicio de este ataque parece que se encuentra en la distribución de un simple documento Excel de Microsoft Office, algo que pone de manifiesto la necesidad de instruir a los empleados para evitar que abran mails o archivos desconocidos, que pueden infectar rápidamente nuestros equipos.
Según los últimos datos, detrás de este ransomware se encuentra una o varias personas que se hacen llamar Janus Cybercrime Solutions y, hace apenas unos días, publicaron en redes sociales las claves de descifrado de este Petya.
Sin embargo, hay diferentes versiones de Petya y la clave de descifrado funciona con las primeras, pero no con NotPetya, la última versión de este ramsonware que ha afectado a miles de equipos que por el momento, no podrán recuperar sus datos.

Deja un comentario

*
*

Required fields are marked *